viernes, 7 de agosto de 2015

CARIBE, ¿SE PUEDE COMBINAR TURISMO EN PAREJA CON PESCA TROPICAL? 2ª parte, Pacífico Sur, Bahia de Drake.

TEXTO Y FOTOS: Sergio Cervilla


Ya estamos en el Pacífico, aguas calmadas, cristalinas y además parece que el tiempo nos va a respetar. No hay previsión de tormentas y parece que viento tampoco. Las primeras sensaciones son mejores que las del Caribe, aquí parece que algo más vamos a pescar…
Estamos alojados en medio de la selva en una cabaña indígena, a cincuenta metros de un rio que desemboca al mar. En la playa delante de la cabaña, está llena de estructuras rocosas sumergidas…
¿Guay verdad?
Vamos a pasar tres días aquí alojados, con idea de visitar el famoso parque nacional de Corcovado, Sirena y  hacer una ruta por la selva para ir hasta un conjunto de playas paradisiacas y solitarias. Además pescar…
Cuatro preguntas al dueño de la cabaña, que también es pescador para averiguar los hott spots de la zona. Alexander mañana por la tarde nos va a llevar a pescar con su bote, a unas piedras en medio del mar. Dice que allí hay bastantes Pargos, y Cuberas.  Hoy vamos a la salida del rio a pescar el atardecer.
Ya con el sol bajando, igual que la marea, mi tocayo y Yo nos metemos en faena. Visto lo visto los días anteriores, empezamos con señuelos medios. Sergio saca el SP de Daiwa Blanco que tantas alegrías trajo en el Caribe. Cuatro lances después me grita ¨llevo llevo´, dos cabezazos más…  cuando veo que su caña ya no tiene tensión, nos miramos a la cara…
       Me ha roto tío…
       no jodas, cuñao? Parecía bueno eeh
       Si si, lo era… me a petado por el trenzado…
       Va monta otro parecido que alguno saldrá, ha ido contra las rocas.
Seguimos pescando muy expectantes, porque esto pinta bien. Cambio el señuelo y me pongo un jerkbait 175mm. Lanzo, Lanzo, vuelvo a lanzar… de repente una retención rara… coño pues si hay no hay pierda. He pasado ya antes… pienso yo!!!! Sigo recuperando el señuelo, seis o siete metros antes de llegar a mí. BANG!!! Un cambio de dirección en la línea a velocidad sorprendente. Que cuando echo mano para abrir el freno ya era demasiado tarde… Sergio me mira atónito, ya que había visto la maniobra. Grito!!!
-Me cago en la puta joder,  a petado todo!

 Dos picadas, dos peces que acabamos de perder, dos señuelos menos.
 Buen promedio, a la tercera va la bendecida pensamos nosotros…

Precioso atardecer, con las últimas luces del día aun así, seguíamos dándolo todo.
Ya casi de noche, cuando Sergio me grita:
-        Cuaño, cuñao ben ben y mira una manta ralla de lunares…  
-        Donde, yo no veo nada…
-        Allí mira…
-        Ahora ostia lánzale, lánzale… (mientras corro por las piedras, para llegar a la caja de señuelos).
Mi idea era poner un jig o algo para tratar de sacarla, ni que fuese al robo, el fotón está asegurado con ese pez. A lo que estoy montando el jig, escucho ¨ llevo, llevo´´, que la tengo cuñado corre… Dejo la caña, como loco empiezo a saltar entre las piedras para llegar lo más rápido a su lado y cogerla. Mientras el bicho sigue dando guerra, demostrando que aún no tiene pensado salir. Cuando ya parecía que había pegado el último estirón, a un metro mío arranca de nuevo. De repente como si el tiempo se hubiese detenido, todo acaba. Mierda, porque… se soltó sin más. Este es el breve resumen de la jornada. Va recogemos, que no vamos a ver para volver.
Mañana lo intentaremos desde barca.
Por la tarde, al día siguiente salimos con la barca hacia el lugar prometido. De camino ya cerca de donde íbamos a ponernos a castear como le llaman allí al pescar a spinning el patrón Gama, así se llamaba no me estoy riendo de nadie. Dice lanzar aquí con algún señuelo de babero y vamos troleando hasta llegar al sitio. Pues eso dicho y hecho.
Llegamos a la piedra del pargo, Gama señala mi caja de señuelos y me dice que ponga ese Popper, un Splaser de Sebile. Lanzo dos popeadas suaves, explosión en la superficie a cuatro metros de donde acababa de caer. El Popper salta por el aire y no pego el Pargo… lanza lanza me grita Gama, vuelvo con la misma pero este sí que acierta. Clavo como si no hubiese mañana, tres gritos del Stella y me corta en el coral. Mientras el amigo Sergio como ya se había convertido en costumbre en el viaje andaba ¨falcao¨ con un banco de Agujas Cocodrilo… Sube la primera al bote, le hago un par de fotos la devuelve, lanza y se queda otra vez ¨falcao¨ mientras yo hago el bajo como loco por lanzar. Por fin, Gama grita la Pego la Pego soy yo, con un bonito agujorro loco, que no dejaba de saltar y bailar mientas yo me mordía el labio por subirlo al bote. Y como también empezaba hacerse algo normal en el viaje, me cortó y se fue con una Belone de Lurenzo Hanmade a modo de piercing.
Sergio una vez más demostrando lo buen compañero que es, sin pensárselo dos veces me dice toma mi caña ya monto yo la tuya, que yo ya he sacado varias. Lanza tú! Cojo su caña lanzo, clavo y grito ¨esta si joder¨ parece buena... La consigo subir, unas cuantas fotos, y al agua. Era una auténtica fiesta privada aquello fueron un par de horas de auténtico éxtasis con peces no muy potentes, ni súper espectaculares. Pero el fin era divertirse y ya lo creo que lo hicimos…
O las clavamos todas o las asustamos, alfinal ya no picaban igual.
 
Una de las primeras en posar…
Aguja cocodrilo & nuestra Belone

  Decidimos movernos hasta otra piedra, tras bastantes lances, no estábamos obteniendo resultado y ya era casi de noche por lo que decido probar de pescar al fondo con un Black Minnow 140.En la primera bajada, antes de llegar al fondo noto ^toc^ cierro el  pick up clavo,  empieza a sonar la cucaracha.
 Le digo ¨cuñao¨ esto tira eh!!
Asomo un precioso Jack Big Eye, el pez más grande que conseguí en todo el viaje. Sergio tuvo que currárselo con la foto debido a la escasa luz.  Lo consiguió!
 
Mi trofeo del Pacifico, Jack Big Eye
  Ya de noche regresamos a la cabaña, de camino  charlando coincidíamos en la sensación que nos íbamos de Drake muy satisfechos. A pesar de los muchos y buenos peces que dejamos atrás, que nos cortaron el trenzado, el bajo o simplemente, no picaron… pero estábamos muy contentos.
Lo que a la pesca se refiere se acaba aquí, ahora nos dirigimos a visitar los volcanes en el centro del país y estaríamos alejados de las playas. Lo que no esperábamos, que un giro repentino por el mal tiempo en norte. Nos devolvería hasta la zona de Guanacaste, provincia de Nicoya, Pacifico Norte. Donde tras una llamada nos esperaba Joaquín, un amigo de un amigo, pescador de la zona. Esto cambiaba, teníamos una jornada más de pesca.
Os lo acabo de contar en la última entrada del viaje…

Hasta el Pacifico Norte chicos, en Guanacaste…





 

lunes, 27 de julio de 2015

PESCA EN RIO CAUDALOSO CON SEÑUELOS SUSPENDIDOS O "SLOW SINKING"

TEXTO Y FOTOS: JUAN ROMERO

Barbo pescado con un swim bait 100 slow sinking

Para mi una de mis pescas favoritas, por eso empiezo así. Ay dos formas de pescar en un rio con caudal, a favor de la corriente o en contra.
La pesca con corriente a favor es la más usada por todos los pescadores en rio , sobre todo los mosqueros, por que presentan sus engaños y con la ayuda de la corriente hacen que de una manera natural como si este bajara del rio(como puede ser cualquier larva tricoptero efímero,  pececito herido, cualquier insecto  que baje flotando en la superficie o por dentro del agua,   es el momento que los peces aprovechan para atacar.
 Nosotros nos centramos en el spinning pero toda técnica tienen algo en común , al lanzar el señuelo a favor de la corriente hará que este baje por el cauce con bastante velocidad así que la recogida será mucho mas rápida que en contra, sino lineal a jerks pero siempre recogiendo la línea que la misma corriente nos trae, a una velocidad constante según el tipo de rápido más acelerada o menos.
Los peces lo tomaran mejor de esta manera ya que reman más rápido y es como suelen comer aprovechando la fuerza del agua, pero para mi gusto en contra corriente me gusta mas, manias. Creo que tiene mas juego.
La parada es una buena opción “siempre”  también pero sin olvidar recoger la línea sobrante q la misma corriente nos trae… la buena parada, que tantas veces hace que al otro lado de la línea este nuestro preciado trofeo. Ya pueden ser largas o mas cortas el caso es ir alternando y ver el comportamiento de los peces.
Las luciopercas andan infiltradas en las corrientes como no pointer de nuevo

La pesca en contra corriente es una pesca mucho mas lenta y compleja, se trata de lanzar el señuelo a orillas de enfrente o laterales y notar las vibraciones del señuelo que la misma corriente provoca con la tensión de tu línea casi sin recoger y poco a poco con pequeños tirones y paradas ir alternando la recogida, ay veces que contra mas lento lo hagas mucho mejor,  también según la actividad de los peces. El señuelo digamos que parado va deslizando y ala vez haciendo su función en la corriente.
( A mi en este caso me va bien hacer jerks o tirones que es lo mismo con la punta de la caña mirando hacia arriba ya que tras las paradas se ve el hilo que tienes que ir recogiendo y mucho mejor la preciada picada)
Los jerkbaits tipo squad minow, pointers, hardcore duel  y duo realis siempre nos darán buenas sorpresas

Los típicos Escenarios en estos ríos son las pozas, corrientes, rasclosas y remansos. En las pozas que normalmente suelen quedar en los laterales del rio creadas por la irregularidad de las orillas piedras arboles …,ay es un buen sitio para que el depredador aceche, las plenas corrientes también albergan buenos peces detrás de esas piedras que cortan ,los saltos o rasclosas tienen mucha comida y todo lo que baja de las cascaditas nuestros  depredadores están esperando para llenar su apetito , y por ultimo remansos,  zonas mas anchas y profundas del rio la cual entre su vegetación pueden albergar tambien algún buen pez de porte.


Tipos de señuelos (principalmente utilizamos minows, jerkbaits ,swimbaits  liplees de poco gramaje para truchas bagras barbos luciopercas… luego ya para lucios y siluros o otros optamos por cosas más grandes. Los señuelos ay muchas maneras de moverlos, pero cada uno tiene su forma en la que confía y para mi esta es la efectividad 100%, puedes hacerlo lineal, haciendo twiching (pequeños golpecitos deguidos) o pequeñas acompañadas de punta variando y alternando los toques y las paradas.
un ejemplo de señuelos suspending y slow sinking

Los diámetros de los bajos de línea variaran según las especies que queramos coger yo por mi parte uso seaguar fxr uno de los mejores hilos para mi gusto que aguante la abrasión y los roces!! Y con un metro, metro y poco de bajo nos bastara.
La ayuda de un vadeador nos servirá de mucho ya que podremos hacer muchos lances mas buenos y poder lanzar los lures  ay donde queremos.
Siempre capturando y soltando para un futuro mejor. Que el dia de mañana pesquen nuestros hijos.

lunes, 20 de julio de 2015

CARIBE, ¿SE PUEDE COMBINAR TURISMO EN PAREJA CON PESCA TROPICAL?


TEXTO Y FOTOS: Sergio Cervilla

Kingfish del Caribe
Una vez más se trata del viaje de verano, pero sólo cargábamos con el billete, la mochila y un coche de alquiler que nos esperaba en el aeropuerto. Reservamos la primera noche en un hotel de la capital con un objetivo claro… visitar los lugares señalados en nuestra ruta y pescar en sus aguas.
Antes de marchar, nos informamos con la ayuda de algunos amigos, que ya habían visitado el país. De esa manera podríamos combinar la diversión de la pesca y el turismo con las chicas.
Un tubo, cuatro cañas, tres carretes y unos cuantos señuelos nos valdrían para afrontar la aventurilla en tierras Costarricenses.
Los equipos que decidimos llevar fueron:
-        Shimano BeastMaster 2,70 mts 60/120 gr
Shimano Biomaster 5000 Sw, con trenzado de 30lbs .

-        Gunky 2,70 mts 14/56gr
Shimano Biomaster 5000 Sw, con trenzado de 20lbs .

-        Shimano Ultegra 7,1 pies  10/30 gr
Para pescar en manglares, con pequeños señuelos de superficie, vinilos o jerkbaits…
Shimano Stradic Ci4+ 3000 con 10lbs de trenzado.

-        Temple Reef Stealth 74MH hasta 80gr
Shimano Stella 6000 FA con un 65lbs de trenzado.

Bajos de fluorocarbono desde 0,90 mm hasta 0,33 mm de grosor.

Y como no las golosinas de los peces…
-        4 Espetrones
-        4 Belones
-        2 Splasher 120
-        1 Splasher 162
-        2 Dumbell 150
-        1 Roosta Popper
-        3 Daiwa SP minnow 150
-        2 Duo tidde minnow 200
-        1 Harcord duel 210

Algún que otro Jerkbait, minnows entre 100mm hasta 210mm, paseantes pequeños y unos cuantos Black Minnows.
Accesorios como el boga grip, indispensable para peces dentados, alicates abre anillas, anillas abiertas y cerradas Owner de 50lbs, 90lbs y algunas grapas…

Como apunte, os diré, que la mayoría de compañías aéreas, cobras alrededor de los 100 euros, por trayecto para llevar el tubo.

Por fin, después de la paliza que os he dado con el material y trece horas de vuelo, haciendo escala en Madrid, Aterrizamos en Costa Rica, donde íbamos a pasar la noche alojados en el Hotel Radisson.

A la mañana siguiente, después de un buen almuerzo típico, fruticas, huevos revueltos con hongos frescos  y café, partiríamos rumbo hacia Puerto Viejo en el Mar Caribe. Allí pasaríamos los siguientes tres días para hacer turismo en esa zona del país.
 Visitaríamos el parque de Cahuita, y para más tarde subir hasta Tortuguero, y como no… ¡Dónde empezaríamos a pescar!

¿Cuál fue nuestra sorpresa al llegar al Caribe? Ni aguas calmadas y cristalinas, ni peces…
Era invierno y días atrás había llovido mucho y pasado varios temporales. (Si queréis mar en calma tendréis que mirar fotos de otras estaciones del año, ja,ja,ja)
Sergio, cuñado y compañero de pesca, y yo nos miramos con cara de circunstancia… Ya lo sabíamos, pero siempre esperas que no pase.
Nos daba igual, con el tiempo los peces tenían que empezar a salir…

Aquella misma tarde, llenos de ganas e ilusión, montamos los equipos para pescar, y a la playa.
Nos habían comentado que el cambio de marea, de alta a baja, se convertía en buen momento, y sin dudarlo nos fuimos a lanzar y lanzar como si no hubiera un mañana.

Os pongo un poco en situación:
Después de tanto tiempo imaginando aquella situación, nos acercamos a la playa con todo listo… Visualizabas tu popper llegando al infinito, empiezas a poppear y de repente… revienta la superficie al tiempo que empieza a sonar el freno del carrete y nosotros entramos en un bucle de locura desatada.

Esto que tantas veces anhelamos hace que me decida por empezar con un señuelo grande, el más grande de mi caja.
Mi tocayo decide usar un paseante y nos metemos en faena, con el agua al pecho. Las olas pasaban por encima de mí y tenía algo de viento en contra del lance… una jornada de pesca bastante incómoda.
Aún así el deseo de hacernos la primera foto con un pez tropical era más fuerte que todo aquello.

Fueron pasando las horas, sin tener nada de actividad, ni persecuciones, ni ataques… Fuimos cambiando los señuelos conforme caía el sol, a ver si pescando en otras capas de agua o a distinta velocidad de recogida conseguíamos notar algo de vida al otro lado de la línea.

Ya con el sol bastante bajo, Sergio inauguraba el marcador con un pequeño Jack al que consiguió engañar con un bucktail naranja y blanco. Recogiendo muy rápido y lineal.
Varios lances después, se hacía con otro de tamaño similar.
Mientras, yo seguía lanzando donde mis ojos apenas veían el pasante, sin obtener resultado. 

El estado de la mar, la cosa no resultaba fácil.

Primer Jack de Sergio
Me marché la primera tarde de pesca del Caribe con un bolaco que no me lo quitaba ni dios… El ánimo un poco bajo, pero con ganas de mucho, mucho más… ¡Esto acababa de empezar!

Pensamos que sería buena idea ir al pueblo y hablar con los pescadores de la  zona, a ver si alguno nos sacaba a pescar al día siguiente, porque hasta el momento habíamos comprobado que la pesca desde orilla en esta época del año iba a estar complicada en lo que al Caribe se refería…Después de varias vueltas por el pueblo, hablar con unos y con otros, nos mandaron a preguntar por Bloti, un costarricense de origen jamaicano, familia de pescadores. El conocía esas aguas y las llevaba pescando más de 30 años.Él, encantado nos haría de guía a cambio de la gasolina para su bote, como allí le llaman, y una propina.

Tras varias horas hablando con el sobre anécdotas de pesca, más pesca, tullir y tullir… bueno, ya sabéis lo que sucede cuando tres pescadores se sientan en una mesa hablar de lo que más les gusta.Bloti ya nos dijo que, tras las tormentas de los últimos días, los peces andaban algo apáticos… pero que ¡PESCARIAMOS!


A la mañana siguiente teníamos que ir a visitar el Parque Nacional de Cahuita y por la tarde dedicaríamos otro rato a la pesca desde orilla.Preparamos todo lo necesario para salir en bote a la mañana siguiente.

Aquella tarde, con señuelos y equipos más ligeros sacamos algunos Jacks.Sergio, de nuevo, me dio bien para el pelo y saco un precioso Jack, de un par de kilos con un SP de Daiwa, color blanco. 

Precioso Jack de cola amarilla que libró una batalla digna de un pez de mayor porte.
Jurel o Jack de tamaño inferior, nos quedamos "flipaos" con la línea azul fuor, ¡Brutal!

Preparamos los últimos detalles, ya que a la mañana siguiente habíamos quedado a las cinco en el bar del pueblo.
Cargados de ilusión y ganas de tullir, tullir y retullir las aguas caribeñas en nuestra última oportunidad.                                                                                                                                                                                                                          Perdimos bastantes peces, picadas, partidas de bajo… bueno la suerte no estaba de nuestro lado y no era la fiesta del día pez, tampoco. Aún así, los tres, con el buen ambiente, entre risas y anécdotas,    conseguimos hacernos con algunos Jacks big eye, Macarelas y Kingfish . Un poco más de color a las fotos del viaje.
Sobre las doce concluíamos la jornada, ya que era la hora de comer pero con la mente pensado en la remontada del Pacífico.
El bote de Bloti

Preparativos la tarde anterior.
 
Aquí dejamos el Caribe… ¡Nos vemos en el Pacífico!